jueves, 18 de marzo de 2010

Proyecto pionero formará 200 médicos para diagnosticar degeneración macular en Castilla León

Fuente: Agencia EFE

El convenio que regula este programa de formación ha sido firmado hoy en Valladolid por el consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, la responsable de Oftalmología de la empresa farmacéutica Novartis -participante en el proyecto-, Yolanda Salvador Puigcarbó, y el director del Instituto Universitario de Oftalmobiología Aplicada (IOBA) de la Universidad de Valladolid (UVa), José Carlos Pastor.

Los doscientos médicos participantes, que recibirán las lecciones vía Internet y contarán con la ayuda de un tutor, se formarán con el objetivo de ser capaces de reconocer los signos que provoca en sus primeras fases de la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) para asegurar el un diagnóstico precoz y, por tanto, una mayor probabilidad de éxito en el tratamiento.

Pastor ha explicado en una rueda de prensa que esta enfermedad es difícil de detectar en sus manifestaciones iniciales, pues no produce dolor, por lo que el paciente tiende a restarle importancia y no acudir a su médico.

Esta dolencia, primera causa de ceguera entre la población mayor de 55 años, provoca síntomas en un primer momento como el "ver las líneas torcidas", lo que obliga al enfermo a adoptar comportamientos como leer con un ojo cerrado, ha precisado.

Visión borrosa, la aparición de un punto negro en el campo visual, la vista sensible a las luces intensas, la alteración de distancias y alturas y la sensación de falta de luz son síntomas que padece el paciente en las fases iniciales de la DMAE.

Su detección y tratamiento precoz puede ser la diferencia entre que el paciente "pueda valerse por sí mismo o no", ha destacado Puigcarbó, quien ha añadido que el 40 por ciento de los pacientes diagnosticados precozmente recuperan hasta tres líneas de visión.

El tabaquismo, la obesidad, la exposición directa al sol, la hipertensión arterial, los malos hábitos alimentarios o la predisposición genética son algunos de los factores de riesgo de esta enfermedad.

La DMAE se puede manifestar de forma seca, menos grave y de progresión lenta; y una "exudativa" o húmeda, menos frecuente, pero de un avance más rápido y que puede desembocar en la pérdida de visión en unos meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario