viernes, 28 de mayo de 2010

"Hay que ir al oftalmólogo a partir de 45 años para prevenir dolencias"

Fuente: Diario de Cádiz

El profesor Luis Fernández-Vega Sanz, vicepresidente de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO) y catedrático de Oftalmología de la Universidad de Oviedo, ha sido uno de los participantes más activos del 25 Congreso Secoir. Fernández-Vega, responsable del ovetense Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, entre cuyos pacientes se encuentra la Casa de S.M. el Rey D. Juan Carlos, moderó, entre otras intervenciones, el simposio 'Catarata 2010', en el que se ahondó en el tratamiento de esta dolencia, que supone la pérdida de transparencia del cristalino: una de las lentes que forman parte del sistema óptico del ojo y que nos permite enfocar las imágenes en la retina.

-¿Qué es la catarata, dónde tiene su origen y qué la causa?

-La catarata supone la pérdida de transparencia del cristalino, una de las lentes que integran el sistema del ojo y que nos permite enfocar las imágenes en la retina. Cuando aparece una catarata, el paciente padece pérdida de agudeza visual, visión neblinosa, deslumbramiento, fotofobia... La catarata más frecuente en nuestro medio es la denominada senil, que está originada por el deterioro de las proteínas del cristalino por el paso de los años. También existen cataratas causadas por otras circunstancias, ya sean metabólicas, traumáticas, inflamatorias o congénitas, entre otras.

-Últimamente se habla mucho, merced a las campañas de prevención, de la Degeneración Macular Severa Asociada a la Edad. ¿En qué consiste?

- Es una dolencia que provoca un deterioro progresivo del epitelio pigmentario de la retina a nivel del área macular, la zona de la retina con mayor concentración de fotorreceptores y que nos permite tener el mayor nivel de agudeza visual. Dicha patología es la primera causa de ceguera en pacientes mayores de 65 años en los países desarrollados, pudiendo llegar a generar una ceguera central en los casos más avanzados, si bien, se mantiene el campo visual periférico que permite a los pacientes defenderse en un entorno conocido. El paciente ve una mancha o la imagen distorsionada en el centro del campo visual, viendo mejor las zonas que la rodean. Precisamente por ello, siempre insistimos en la necesidad de visitar periódicamente al oftalmólogo a partir de los 45 años para prevenir esta dolencia. Una vez más, la detección precoz es fundamental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario