lunes, 28 de junio de 2010

Un compuesto del vino tinto frena la degeneración macular en ratones


Fuente: El Mundo

El resveratrol es un ingrediente del vino tinto cuyas propiedades antioxidantes lo convierten en uno de los compuestos más investigados en la actualidad. A sus cualidades cardiosaludables, contra el envejecimiento o contra ciertas células tumorales (en el laboratorio, de momento), se suma una nueva ventana: la lucha contra ciertos tipos de ceguera.

De momento sólo en ratas de laboratorio el resveratrol ha demostrado eficacia para combatir la degeneración macular (la causa más frecuente de pérdida de visión en el mundo occidental), la retinopatía que afecta a muchas personas diabéticas o a la que sufren algunos bebés prematuros.

Las tres patologías tienen un mecanismo común, están causadas por un crecimiento irregular de los vasos sanguíneos de la retina. Este mecanismo (denominado angiogénesis) permite un crecimiento anómalo de los pequeños capilares del ojo, que se enmarañan y se debilitan y permiten que se acumule líquido, enturbiando la visión. Se trata del mismo proceso que 'alimenta' a algunos tipos de tumores, que pueden tratarse con fármacos diseñados para frenar la angiogénesis.

En la revista 'American jJournal of Pathology', un equipo de la Universidad de Washington (EEUU) se planteó. 'Si el resveratrol es eficaz contra el envejecimiento, ¿por qué no probarlo en la principal causa de ceguera en el anciano, como es la degeneración macular?'. De manera que trabajaron con un grupo de ratas de laboratorio que sufrían esta patología y las trataron con altas dosis del antioxidante ("más de lo que hay en varias botellas de vino").

Lo curioso, confiesan, es que el resveratrol tuvo efecto en la desaparición de los vasos sanguíneos irregulares por un mecanismo diferente del que se conocía hasta ahora en otras patologías. Una vía de señalización denominada eEF2, que los autores consideran una nueva diana a estudiar mejor a partir de ahora. Hasta ahora, explican los investigadores, el resveratrol había mostrado actividad a través de las sirtuinas, unas proteínas capaces de prolongar la vida de las células y cuyos niveles aumentan con el envejecimiento o en situaciones de estrés y daño celular.
Cautos

De momento son cautelosos porque el modelo de degeneración macular en roedores no es el mismo al de los humanos, y habrá que ver qué dosis debería usarse a la hora de trasladar estos ensayos clínicos a pacientes. Una ventaja que podría tener el resveratrol en el futuro como posible terapia en oftalmología, es que podría administrarse en forma de pastilla, mucho más cómoda para los afectados que las actuales inyecciones intraoculares que se usan para tratar de frenar la degeneración.

La degeneración macular es responsable del 40% de los casos de ceguera en los ancianos, mientras que la retinopatía de los bebés prematuros (cuyos capilares oculares no están suficientemente formados) afecta a unos 50.000 bebés al año en todo el mundo según cálculos de los propios investigadores-

No hay comentarios:

Publicar un comentario