miércoles, 27 de abril de 2011

Un proyecto estudia aplicar telemedicina a la DMAE


Fuente: EFE

Investigadores del Complejo Hospitalario de Navarra y de la Universidad Pública han desarrollado un proyecto con el que buscan aplicar un modelo de telemedicina para el seguimiento de la degeneración macular asociada a la edad, la cual supone la primera causa de ceguera legal en los mayores de 65 años.

El proyecto, presentado hoy en Pamplona, ha resultado ganador en la primera edición de los premios OVAS (Ophthalmology Vision Awards Spain), destinados a financiar iniciativas innovadoras sobre necesidades no cubiertas en el ámbito de la oftalmología.

Según la información facilitada por el Gobierno de Navarra, los OVAS conceden tres galardones, dotados cada uno con 20.000 euros y patrocinados por la empresa Novartis.

El proyecto de los investigadores navarros, titulado "Aplicación de un modelo de telemedicina para el seguimiento de la degeneración macular asociada a la edad exudativa", fue elegido entre los 34 presentados por investigadores de toda España.

El proyecto está dirigido por José Andonegui, jefe del Servicio de Oftalmología A del Complejo Hospitalario de Navarra, y Luis Serrano, profesor titular del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la UPNA.

También participan en él Daniel Aliseda, oftalmólogo del Complejo Hospitalario de Navarra, Juan Cabasés, catedrático de Economía Aplicada de la UPNA, Aitor Eguzkiza y Mikel Auzmendi, investigadores del departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la UPNA, e Idoia Gaminde, socióloga del departamento de Docencia, Investigación y Desarrollo Sanitarios del departamento de Salud.

La degeneración macular asociada a la edad de tipo exudativo es actualmente la primera causa de ceguera legal en las personas mayores de 65 años.

Los pacientes afectados están siendo tratados mediante la inyección intraocular repetida de medicamentos que actúan contra los neovasos retinianos, que representan la principal causa de disfunción visual en este proceso.

Estos pacientes requieren revisiones continuas en las consultas de oftalmología y en plazos muy breves, para decidir cuando es necesario repetir la administración de estos medicamentos y mantener la eficacia del tratamiento.

Mediante este proyecto los investigadores van a intentar demostrar que el seguimiento de esta enfermedad puede hacerse mediante sistemas de telemedicina, de forma que los especialistas en retina no requieran ver al paciente en la consulta, dado que pueden valorar en un ordenador los datos clínicos y las imágenes diagnósticas correspondientes a cada paciente para decidir la actitud terapéutica.

Los datos clínicos como la agudeza visual y las imágenes diagnósticas serían obtenidos por enfermeras convenientemente adiestradas y transmitidos a través de la red interna del Gobierno de Navarra a los puestos de trabajo de los oftalmólogos.

La principal ventaja de este sistema es que el tiempo empleado para analizar los datos de cada paciente es menor que el que se requiere en una consulta ordinaria de oftalmología, lo que podría permitir que un número mas elevado de afectados pudieran ser revisados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario