lunes, 27 de junio de 2011

El cristalino del bebé, vulnerable


Fuente: laprovincia.es

El ojo del niño es más sensible que el del adulto. Su cristalino, que ejerce de filtro, aún no está funcionando a la perfección, por lo que antes del primer año de vida el cristalino deja pasar el 90 por ciento de la radiación UVA y el 50 por ciento de la UVB, con lo cual llega directamente a la retina. Esto puede provocar serios daños a corto y largo plazo, alertan los ópticos-optometristas de Canarias.

De manera que la acción de los rayos solares a corto plazo puede provocar casos de queratitis (quemaduras solares). A largo plazo el daño puede ser más severo, pues pueden producirse alteraciones agudas de la córnea, lesiones degenerativas y quemaduras agudas en la retina.

Las cataratas son primera causa de ceguera reversible en el mundo. La degeneración macular asociada a la edad (DMAE es la primera causa de ceguera irreversible en mayores de 65 años. Detrás de esta enfermedad se encuentran, entre otros, factores genéticos, el tabaquismo y los efectos del sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario