martes, 6 de septiembre de 2011

Reducir el riesgo con Omega-3


Fuente: Nutricion.pro

Las personas que consumen abundante pescado, reducen el riesgo de padecer colesterol alto y mantienen sano su corazón. Algunos pescados, como los peces de agua fría grasos en particular, son ricos en dos tipos de ácidos grasos omega-3: EPA y DHA, que poseen un número impresionante de beneficios para la salud.

Los ácidos grasos Omega-3, especialmente los derivados de pescados graso de agua fría, han demostrado efectos positivos en una lista de enfermedades: presión arterial alta, diabetes, artritis, osteoporosis, depresión, TDAH, trastornos de la alimentación, trastornos de la piel, asma, degeneración macular y cáncer.

Ae puede reducir el riesgo de colesterol, reduciendo el nivel de oxidación de las LDL que ocurre naturalmente en el organismo. También puede ayudar en este proceso de antioxidantes, completándolo con catequinas y teaflavinas,, como los flavonoides que se encuentran en el té verde y negro. Si el LDL no se oxida, no se acumulan dentro de las paredes de las arterias, por lo tanto, detener este proceso de oxidación es de suma importancia, para reducir el riesgo de colesterol.

También es importante mantener niveles decolesterol y triglicéridos bajo control y aquí es donde el omega-3 se convierte en importante, especialmente el contenido en los pescados de agua fría. Tomar suplementos de aceite de pescado, por lo general mejora los niveles de LDL y por lo tanto, también ayuda a reducir el riesgo de colesterol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario