miércoles, 16 de noviembre de 2011

Suspendido el primer ensayo con células madre embrionarias por 'motivos económicos'


Fuente: El Mundo / Reuters

La compañía Geron, la primera autorizada por la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA) para realizar un ensayo en pacientes con células madre embrionarias, ha optado por tirar la toalla y suspender esta investigación. No por malos resultados ni por efectos secundarios graves. Sólo alegan falta de dinero.

En un comunicado, la compañía insiste en que se trata "puramente de una decisión financiera" y que "en la actual situación de crisis y de condiciones económicas futuras inciertas" prefieren centrar sus esfuerzos en el desarrollo de sus tratamientos contra el cáncer.

Tras invertir decenas de millones en este ensayo y haber inyectado ya estas células madre en un pequeño grupo de pacientes lesionados medulares para probar su seguridad, la decisión de Geron ha sorprendido. Más, cuando afirma que el tratamiento, hasta la fecha, "ha sido bien tolerado por los participantes". Sin embargo, señala que al no encontrar socios para continuar con la investigación, prefiere suspenderla y no seguir perdiendo dinero.

Según explica el doctor John A. Scarlett, director ejecutivo de la compañía, "hemos actuado así tras una revisión estratégica de los costes y de las complejidades técnicas y de recursos que conllevaba la investigación". Tras este anuncio, la empresa espera acabar el año con 150 millones de dólares en sus arcas. No obstante, Scarlett reconoce que "las células madre siguen siendo una gran promesa médica".

Opiniones encontradas

El objetivo principal del ensayo planteado por Geron era ver si las células madre embrionarias -procedente de embriones humanos sobrantes de los tratamientos de fertilidad- podían viajar al punto clave de la lesión medular y ayudar a los nervios dañados a regenerarse. Y, más que curar al paciente, lo que pretendían comprobar era la seguridad de esta terapia.

Las células madre embrionarias tienen la capacidad para convertirse en cualquier tipo de tejido del organismo, pero su uso plantea muchos problemas éticos, precisamente por su procedencia.

La noticia de detener la investigación llega justo después de que se hayan presentado los positivos datos de otros estudio con células madre para regenerar el corazón tras un infarto.

En declaraciones a la BBC, John Martin, profesor de Medicina Cardiovascular del University College London, no duda en afirmar que "el ensayo de Geron no tenía posibilidades de éxito, por su metodología. El primer ensayo con células madre que verdaderamente dará una respuesta sobre su potencial es el que está en marcha sobre el corazón". Por eso, considera que detener este trabajo "tampoco es un revés".

Pero no todos tienen la misma opinión. Ben Skype, director de la Red de células madre del Reino Unido, señala en el mismo medio que "es triste que la compañía haya tomado esta decisión pero esperamos que encuentre pronto nuevos socios para seguir investigando". También se han mostrado decepcionados los miembros de la Fundación Christopher y Dana Reeve, pues el ensayo daba esperanzas precisamente a los pacientes con el mismo problema que tenía el actor de Superman.

"Hacer caminar a Superman hubiera sido un hito enorme y muy bueno para el negocio, pero era un objetivo demasiado ambicioso. Quizás no era el mejor comienzo clínico para las células madre embrionarias", indica Alison Murdoch, del centro de fertilidad de la Universidad de Newcastle.

Ahora, los estudios más avanzados con células madre se centran en trastornos de los ojos, como la degeneración macular, o en reparar corazones dañados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario