jueves, 26 de enero de 2012

Las células madre embrionarias llegan a los primeros pacientes


Fuente: La Vanguardia

Dos mujeres ciegas de EE.UU. reciben un tratamiento pionero

En un estudio que representa un hito en la investigación con células madre, dos mujeres ciegas de Estados Unidos se han convertido en las primeras pacientes del mundo en beneficiarse de un tratamiento basado en células embrionarias. Según resultados presentados ayer on line en la revista médica The Lancet, las pacientes han recuperado algo de visión y no han sufrido ningún efecto secundario relevante en los cuatro primeros meses después de recibir el tratamiento.

Los autores de la investigación reconocen que sólo dos pacientes y sólo cuatro meses de seguimiento no son suficientes para cantar victoria. Pero, si los beneficios se mantienen a largo plazo y se repiten en estudios más amplios, esperan que las células madre puedan convertirse en una terapia eficaz para frenar la causa de ceguera más común en los países desarrollados –la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) seca–.

Descubiertas en 1998, las células madre embrionarias han alumbrado el campo de la medicina regenerativa, que aspira a crear tejidos sanos para sustituir a tejidos enfermos –por ejemplo, para curar la diabetes implantando tejidos productores de insulina–. Sin embargo, el uso de células embrionarias topó desde el principio con objeciones éticas por parte de sectores que identifican a los embriones con personas y con objeciones científicas por el riesgo de que las células derivadas de embriones pudieran originar tumores.

Tras haberse ensayado un tratamiento con células embrionarias con éxito en roedores, investigadores de la empresa Advanced Cell Technology y de la Universidad de California en Los Ángeles anunciaron ayer que han trasladado el avance a personas. El tratamiento se ha ensayado en dos enfermedades que afectan a la retina.

"El ojo es un órgano ideal para ensayar este tipo de terapia", explicó ayer Jordi Monés, especialista en DMAE y director del Institut de la Màcula i de la Retina ubicado en la clínica Teknon. El ojo tiene las ventajas de que podrían bastar pocas células para conseguir un tratamiento eficaz y de que es un órgano donde el riesgo de rechazo inmunitario parece ser bajo. Según Monés, "las células madre parecen tener un gran potencial para mejorar los tratamientos de las enfermedades de la retina".

Un estudio anterior liderado por la compañía estadounidense Geron había intentado tratar con células madre embrionarias a personas con lesiones medulares. Pero Geron anunció hace dos meses que abandonaba la investigación, por lo que el estudio presentado ahora es el primero que logra resultados alentadores con esta estrategia.

Las pacientes tratadas son una mujer con DMAE seca y otra con distrofia macular de Stargardt (la degeneración de la retina más común en edades tempranas). Las dos pacientes tenían la retina tan deteriorada que, pese a que podían percibir sombras, legalmente están consideradas como ciegas.
A partir de las células madre embrionarias, los investigadores han obtenido en el laboratorio un tipo de células propias de la retina y las han inyectado en las pacientes. Se las han inyectado sólo en un ojo para poder comparar los resultados con el otro ojo.

Los resultados indican que la enfermedad ha dejado de progresar en los ojos tratados de ambas pacientes, que han experimentado una ligera mejoría, aunque insuficiente para volver a ver con claridad. Dado que las enfermedades de ambas mujeres son degenerativas, "el próximo objetivo será tratar a los pacientes más pronto en el curso de la enfermedad", antes de que se produzca un deterioro grave de la retina, concluyen los investigadores en The Lancet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario